RIBOT WOOD SUNGLASSES

Ribot_Luis-Lau_Vanessa

Juan Morales: “Ahora el reto es mantenerse”

 Ahora hace casi un año, cuatro amigos lanzaban al mercado unas gafas de sol de madera. Una apuesta que a priori consideraron arriesgada, pero cuya aceptación de inicio llegó incluso a sorprenderles.

En venta a través de su página web (www.ribot-barcelona.com) y en tiendas que se caracterizan por cuidar sus productos, las Ribot Wood Sunglasses rinden homenaje a la ciudad del corazón de sus creadores, Barcelona, ya sea a través de sus barrios –los cuatro modelos iniciales fueron Borne, Gràcia, Sarrià i Eixample– o de lugares emblemáticos –Ciudadela, Tibidado o Montjuïc-, éstos dos últimos todavía por salir al mercado.

Juan Morales, uno de cuatro integrantes del equipo de trabajo, acompañado de Andrea Casas (Customer Service) resalta en esta entrevista a AlwaysBellabcn.net el concepto artesanal de cada detalle de unas Ribot. Además, descubre que, en su afán por lograr que la marca no quede en una moda pasajera sino que logre mantenerse, ya se está trabajando en nuevos modelos que se conocerán de cara a Navidad y que incluirán nuevos materiales como acetato y metal que, combinados con la madera, contribuirán a mantener la identidad de la marca.

¿Cuál es el origen de Ribot Barcelona?

“Todo nace del deseo de cuatro amigos, dos parejas, que teníamos muchas ganas de montar algo todos juntos. Teníamos experiencia en el mundo de la moda, quizás yo menos que los demás, y en un viaje a Estados Unidos vimos unas gafas de madera que nos gustaron mucho. Por otro lado, la familia de mi pareja tenía una antiguo almacén de madera en el Borne. Creímos ideal la reinvención de un negocio familiar y crear una marca de gafas de sol de madera. Confieso que el trabajo inicial fue laborioso, porque no teníamos ni idea ni de cristales, ni de bisagras, ni de maderas, ni de nada… En unos seis meses comenzamos a tener las primera muestras y diseños, y la marca un poco construida. En diciembre del año pasado presentamos la marca en el Borne y a partir de ahí comenzamos a comercializarla”.

Por tus palabras deduzco que los inicios no fueran nada sencillos.

“Sí, tienes mucha razón, pero al final fue divertido. Lo mejor de todo proyecto es sin dudas el proceso de creación. Desarrollar la marca, crear un concepto de la nada… Ahora mismo tiene un logo, la gente comienza a conocer la marca, y esto es algo que hace poco menos de un año ni existía”.

¿Hay algún punto de inflexión en este camino?

“Pienso que llegamos al mercado en el momento preciso. En aquel momento a la gente le gustó y se pusieron de moda las gafas de madera. Ahora ya han ido a saliendo otras marcas. No creo que haya habido un punto de inflexión, sino que las gafas tuvieron una buena acogida des del primer momento. Ahora lo complicado va a ser mantenerlo. Hay que seguir creando productos sin perder la identidad de la marca. El segundo reto, pues, va a ser el mantenerlo”.

 ¿Qué papel desempeña cada uno de los cuatro?

“Este es un proyecto muy pequeño, y por ello cada uno de los cuatro tenemos nuestros proyectos personales al margen de él. Este es uno complementario que implica un esfuerzo extra como trabajo en días de fiesta, noches que se alargan… Alex lleva la batuta comercial, Espe la parte de marketing… todo lo hacemos entre todos. Intentamos que sea familiar y dar lo mejor de nosotros. Lo consultamos absolutamente todo”.

¿Qué hace especiales a estas gafas?

“Lo que más me gusta es el concepto artesano. Dentro de las gafas de madera que hay, a nosotros los que nos gusta es la calidad, el acabo final. El cuidado que hemos querido darle a cada detalle. Queríamos que hubiera una experiencia de compra. Por citar un ejemplo, las gafas vienen dentro de una caja con virutas de madera. Al final lo que te diferencia de los demás es esa experiencia en el momento de la compra, de recibir el paquete, de abrir la caja”.

Barcelona es siempre protagonista en vuestros modelos.

“La idea de Barcelona es porque a los cuatro nos apasiona esta ciudad. Y se nos ocurrió darle a cada par gafas un nombre de un barrio según sus características. Ahora hemos hecho un modelo Ciudadela. En breve sacaremos dos más que se llamarán Tibidabo y Montjuïc. Los dos últimos no son barrios, pero sí lugares emblemáticos de Barcelona. Tenemos muy claro que esta ciudad suele gustar mucho y atrae. Tenemos una ciudad que gusta por el mundo.”

¿Descartáis hacer una tienda propia?

“No es que lo descartemos, pero al final preferimos trabajar con tiendas previamente seleccionadas. Ahora nos empezamos a meter con ópticas –hemos firmado contrato con El Corte Inglés y Ópticas 2000-, aunque nos gusta seguir trabajando con tiendas especiales que miman el producto. Al final son tiendas con las que nos gusta trabajar, que nos gusta su concepto”.

¿Alguna vez habéis temido que se tratara de una moda pasajera?

“Des del primer día que empezamos a comercializarla. Cuando vimos que funcionaba pensábamos ‘esto no puede ser bueno’. Lo complicado es poder sacar nuevos productos y que tengan la misma aceptación. El reto es mantenerse”.

¿Y cuál es el siguiente paso?

“Seguimos trabajando sobre los modelos que ya tenemos, y ahora intentaremos trabajar sobre nuevos materiales como pueden ser acetato, metal y madera. En principio presentaremos novedades en Navidad. Hemos estado en ferias, en Milán, en París… todo con la idea de sacar nuevos productos”.

¿Hay más público femenino que masculino?

“Todos los modelos son para todo el mundo. Intentamos que sean unisex. Los que más compran estas gafas son entre 18 y 30. Pero luego hay un público más mayor a quien le hacen mucha gracia”.

¿Cómo os está yendo a nivel internacional?

“Hoy, por ejemplo, hemos preparado un pedido para Canadá. Ahora hemos entrado en México, en una cadena de centros comerciales. Y luego estamos intentando entrar en Filipinas y la zona del sudeste asiático. Vendemos en Londres en una tienda, y en Italia. A nivel internacional tenemos dos agentes”.

¿Cuál es el techo que os marcáis?

“No hay techo. La idea es darle vida a la marca. Que vaya creciendo poco a poco, pero bien. La idea es que no se quede en algo pasajero, sino crear una marca sólida. Ojalá dentro de unos años podamos decir que hemos construido una imagen de marca sólida”.

Ribot-Vanessa-Luis-Lau-sunglasses_03 Ribot-Vanessa-Luis-Lau-sunglasses_04 Ribot-Vanessa-Luis-Lau-sunglasses_05 Ribot-Vanessa-Luis-Lau-sunglasses_07 Ribot-Vanessa-Luis-Lau-sunglasses_09 Ribot-Vanessa-Luis-Lau-sunglasses_15

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s